Endodoncia

noviembre 14, 2019by Odontología Medellín0

¿QUÉ ES EL CONDUCTO RADICULAR?

Cada diente en su estado normal es un órgano vivo que contiene en su interior uno o más conductos radiculares, delgados conductos por donde discurre la pulpa hacia cada diente. La pulpa es el tejido vivo que contiene vasos sanguíneos, células y nervios dentro de una matriz de tejido conectivo, está a su vez proporciona al diente n suministro de sangre, líquido linfático y sensibilidad, manteniéndolo vivo.

Los dientes frontales tienen al menos una raíz con un conducto radicular. Los premolares generalmente tienen de 1 a 3 conductos radiculares y los molares 3 o 4. Cuando la pulpa dentro de un diente se daña por caries, trauma o lesión química, ya no puede nutrir el diente y el diente muere.

El objetivo de la terapia de endodoncia es la preservación a largo plazo de un diente natural cuando su pulpa ha sufrido un daño irreversible, revirtiendo y previniendo mayores dolores, inflamaciones e infecciones.

¿Cómo se hace una endodoncia?

El tratamiento de conducto se puede realizar en una sola cita.

El procedimiento requiere una radiografía del diente afectado para analizar la anatomía del diente y la posible extensión de la lesión alrededor de la raíz hasta el hueso de soporte.

Anestesia. Primero, se administra anestesia local para adormecer el diente infectado y las encías circundantes.

En odontología Especializada Medellín existen medicamentos utilizados en odontología para ayudarlo a relajarse, como el óxido nitroso, los sedantes orales o la sedación intravenosa (IV).

Colocación de dique dental. Antes de comenzar el tratamiento de conducto, se coloca un pequeño dique de goma sobre el área.

Esto aísla el diente y lo mantiene seco durante el procedimiento.

Accediendo. Para un tratamiento de conducto o tratamiento de endodoncia, es necesario acceder a la pulpa desde la superficie del diente haciendo una abertura a través del esmalte y la dentina.

Eliminación de pulpa. Una vez localizados los conductos radiculares, se extrae el tejido pulpar contenido mediante instrumentos dentales especiales, extrayendo los nervios, vasos sanguíneos y tejidos del interior del diente.

Desinfección y modelado de los canales. Una vez extraída la pulpa, la cámara pulpar y los conductos radiculares se limpian con el uso de limas de endodoncia delgadas y flexibles, se desinfectan con sustancias químicas adecuadas y se moldean para recibir el material de obturación.

Relleno de los canales. Los conductos radiculares vacíos y limpios se rellenan por completo con un material dental flexible y gomoso llamado gutapercha.

Sellado del diente.

Para evitar que vuelvan a entrar bacterias, se sella el diente con materiales especiales antimicrobianos.

Restauración definitiva. Dependiendo de la extensión del daño a la corona, el proceso se puede completar con una restauración adhesiva parcial como un composite o un tipo Onlay/inlay.

En algunos casos, una corona dental es la solución indicada para proteger el diente tratado y restaurar la oclusión o mordida.

Las coronas se crean a medida y la creación suele tardar de dos a tres días.

Cuando su corona está lista, se retira el empaste temporal y se coloca la corona permanente.

Si la inflamación alrededor de la raíz del diente regresa, se puede repetir el tratamiento.

Esta supuesta revisión requiere mucho tiempo y en algunos casos, la tasa de éxito es baja.

Una opción de tratamiento final es la cirugía: en la resección de la punta de la raíz, el dentista extrae la punta de la raíz y el tejido inflamado a través del hueso.

El conducto radicular es la línea de vida del diente.

Si está dañado, un tratamiento de conducto (tratamiento de endodoncia) ayuda a preservar el diente dañado.

Esto no solo le ahorra la pérdida de un diente, sino también costosos tratamientos quirúrgicos y costos de implantes y prótesis para reemplazar los dientes perdidos. Aquí entramos en más detalles sobre el conducto radicular y las opciones de tratamiento.

¿Cuánto es el valor de una endodoncia?

El costo varía según la complejidad del problema y el diente afectado, en ciertos casos los molares son más difíciles de tratar y por lo tanto el costo de la endodoncia en estos es mayor.

Generalmente, el tratamiento de endodoncia y la restauración del diente natural son menos costosos que la alternativa de extraer el diente.

Un diente extraído debe reemplazarse con un implante o puente para restaurar la función masticatoria y evitar que los dientes adyacentes se muevan.

Estos procedimientos tienden a costar más que el tratamiento de endodoncia y la restauración adecuada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Odontología Medellín

Un equipo de especialistas trabajando para que recibas el mejor tratamiento.

Redes sociales

Visita Odontología Medellín en estos enlaces sociales y conéctate con nosotros. Asegúrese de seguir nuestras cuentas para actualizaciones periódicas.

Copyright 2009 by Odontología Medellín. Todos los derechos reservados..